Herencias

Tras el fallecimiento de una persona es imprescindible realizar una serie de gestiones:

    1. Certificado de defunción. Un médico deberá expedir un certificado médico de defunción
    2. Certificado de Actos de Últimas Voluntades, es el documento que acredita si una persona ha fallecido habiendo otorgado testamento o, por el contrario, sin testamento

 

  • Certificado de contratos de seguros de cobertura por fallecimiento. A través de este certificado se conoce si la persona fallecida tenía contratado algún seguro de vida o accidentes
  • Impuestos
  • Impuesto de Sucesiones: Este tributo grava la adquisición de bienes y derechos por herencia, legado, o cualquier otro título sucesorio
  • Impuesto sobre el incremento de los Bienes de Naturaleza Urbana: En el supuesto de recibir bienes inmuebles también habrá que liquidar este impuesto conocido también como plusvalía municipal.
  1. Adjudicación o renuncia a la herencia. Toda persona llamada a una herencia podrá aceptarla o repudiarla. 

La aceptación de la herencia es el acto voluntario y libre por el cual una persona llamada a una herencia manifiesta su voluntad de aceptarla. Para aceptar una herencia no es precisa la intervención de los demás coherederos.

La repudiación o renuncia de la herencia es el acto voluntario y libre por el que una persona llamada a una herencia manifiesta ante Notario su voluntad de no aceptarla.

Es requisito imprescindible para renunciar a una herencia que dicha manifestación se realice ante Notario en escritura pública. Para repudiar una herencia tampoco será necesaria la intervención de los demás llamados.

Si buscas un notario para herencias en Lucena, contacta con la empresa a través del formulario web.

Contacto